La Razón y el Empirismo

La Razón y el Empirismo

El día de ayer, mi esposa llegó de una sus sesiones de peeling muy contenta, debido a los excelentes resultados que esta terapia de limpieza de piel está teniendo sobre ella, ya que en poco tiempo su piel es verdaderamente otra y consecuentemente su aspecto, ya que ahora verdaderamente luce como una fruta fresca.

En realidad siempre me han maravillado los avances científicos tan extraordinarios que han mejorado la vida de la humanidad de una manera tan radical; sin embargo, sigo sin entender por qué si nadie le enseñó a los humanos a tener este tipo de avances, por qué hemos tardado lo que hemos tardado en hacer estos descubrimientos.

A su vez, también he llegado a pensar que todos los hombres sabemos, muy profundo dentro de nuestro ser, todos los secretos de la vida y del universo.

Este es un debate muy amplio y viejo dentro de la filosofía, una eterna disputa entre el empirismo y la razón.

Uno de los abogados más latentes del empirismo es el mismísimo Aristóteles, quien afirma que la verdad del mundo se encuentra a nuestro alrededor y que es debido a la evidencia que tenemos de las cosas que vemos lo que nos ayuda a formar una opinión.

Es decir nosotros sabemos lo que es un zorro por los zorros que hemos visto, ya sea en la vida real o fotos. Debido a esto, reconocemos las características de un zorro donde sea que lo veamos, ya que nuestro intelecto más básico hace una asociación pertinente y una conclusión en cuestión de segundos.

Platón, por el otro lado, aboga por los poderes natos de la razón del verdadero saber que vienen con nosotros desde nuestro nacimiento, de tal forma que, durante el transcurso de la vida, solo redescubrimos lo que ya sabíamos desde un principio.

Platón nos habla de que el mundo a nuestros alrededores no es nada más que una copia imperfecta del mundo de las Formas, que se encuentra en otra dimensión de donde verdaderamente venimos; en otras palabras, Platón nos dice que los hombres vienen de su propia mente, donde todos los conocimientos son perfectos; ergo, el mundo en sí es tan solo una sombra del mundo de las ideas.

Al tener estas dos teorías descriptivas sobre el origen del saber, es una responsabilidad de nosotros y de nuestra razón el hacer una deducción pertinente que nos aclare el panorama.

Tomemos brevemente las teorías empíricas de Aristóteles y pongámoslas bajo la lupa.

Aristóteles sostiene la tesis de que los hombres no sabemos nada si no es por experiencia propia, ya que de lo contrario carecemos de evidencia.

Si nosotros tomáramos a un niño pequeño, de tan solo un año de edad y lo pusiéramos a nadar en mar abierto, utilizando unos flotadores para no hundirse y lo dejáramos solo por cinco minutos, le aseguro que la experiencia no sería muy grata, ya que el pequeñito tendría pánico debido a que algo dentro de su nueva y limpia alma le diría que está en un lugar donde podría habitar alguna bestia.

alma2

Esto significa que, en efecto, sabemos las cosas desde el nacimiento y yo estoy convencido de que todos los hombres sabemos todo; simplemente basta con pensar en algo lo suficiente para lograr entenderlo.

No generalizar

No generalizar

El día de hoy llegó un señor al consultorio, quien necesitaba el implante de un lente intraocular (conocidos informalmente como lente intraocular catarata) para contrastar una fuerte catarata amenazando completamente su visión de su ojo izquierdo.

Este paciente es conocido por tener un carácter sumamente explosivo y por ser alguien a quien no le importa decir aquello que le plazca en el momento que le plazca a quien le plazca, muchas veces sin importar quien esté en los alrededores.

Debido a que el señor es un cliente frecuente de la clínica, ya lo conocemos muy bien, por lo que la mayoría de las veces simplemente absorbemos sus palabras y sus acciones tan bien como podemos, de la misma manera que una esponja absorbe el agua.

Sin embargo, no todas las personas absorben este tipo de conversaciones o de acciones de la misma manera en que lo hacemos nosotros y en realidad no tienen porque hacerlo, ya que las personas tienen derecho a esperar lo mismo que ellos ofrecen, ya sea gentileza o crueldad.

Por lo general, en lo que yo he podido ver, muchas personas que son sumamente directas también son agresivas, tanto en sus modos como en su reaccionar, lo que hace a aquellos individuos de sus alrededores cultivar cautela y distancia por un buen sentido de prudencia, a modo de evitar una explosión o un conflicto.

A su vez, por lo general las personas que hablan mucho escuchan poco y siempre quieren robar el curso de las conversaciones e imponer un protagonismo indiscutible en una conversación, aunque lo que digan sea una falacia o no tenga sentido.

Un buen día, al estar en el consultorio cumpliendo nuestra rutina diaria, había un paciente nuevo sentado esperando su turno de ver al médico, leyendo el periódico, cuando de pronto llegó aquel paciente del que hemos hablado.

En realidad no recuerdo bien que fue lo que dijo, lo que sí recuerdo es que el paciente que estaba sentado leyendo el periódico le dijo de una manera muy brusca, que pensara antes de hablar.

En aquel momento estaba seguro de que el paciente veterano de nuestro consultorio contestaría de una manera agresiva o con un golpe; sin embargo, lo único que dijo fue “Gracias” y siguió conversando con alguien más, como si no hubiera pasado nada y como si el agresor no existiera.

Aquel paciente nuevo se sorprendió, levantando las cejas, y regresó a su lectura del periódico con cierta resignación, pero olvidando el tema a la misma vez.

Aquella respuesta de nuestro veterano me causó mucha curiosidad, por lo que después le pregunté sobre qué es lo que había sucedido, a lo que me respondió diciendo que  simplemente apreciaba a las personas directas.

Con este ejemplo me di cuenta de que los estereotipos nunca son buenos y para toda regla hay una excepción, tal y como sucede en casi todas las gramáticas del mundo.

Desde entonces aprendí a no generalizar.

Bienestar desde un inicio

Bienestar desde un inicio

Hola mi nombre es Juan Jo egresado de la UNAM de la facultad de medicina y lo que pretendo hacer con esta página es dar a conocer información al igual que consejos que puedan ayudar a todas personas interesadas en saber un poco mas de la salud al igual que el bienestar de la misma y sobre todo las cosas que le hacen mal al organismo y sobre todo nuestra salud.

También cabe recalcar que la información adquirida en el sitio solo es complementario, deberás acudir a los profesionales de la salud para que precisen tu situación.

Si tienes alguna duda o quieres que hablemos de algo en especifico no dudes en contactarnos y a la brevedad hablaremos de tus curiosidades.

Gracias y recuerda que tenemos que tener bienestar desde el inicio.