El comportamiento viral

La semana pasada  me reuní con un amigo que labora en unos laboratorios en Nezahualcóyotl donde ha trabajado por muchos años y quien conoce la industria farmacéutica de una manera sumamente profunda ya que mi amigo no es solo un químico farmacéutico sino que también es un muy buen hombre de negocios.

Cada que le veo , me gusta mucho preguntarle algunas cosas sobre su oficio y sobre las cosas que rodean a su objeto de estudio , un objeto que normalmente cambia con mucha regularidad debido a que sus laboratorios deben siempre estar a la vanguardia y estar a la vanguardia significa hacer frente a las situaciones más actuales, situaciones que generalmente se les combate mediante el estudio de condiciones pasadas y su ejercicio así como  a los desafíos del presente.

La Ciudad de México es un lugar ideal para su profesión , debido a que nuestra ciudad está sujeta a muchísimas condiciones que afectan substancialmente a la vida de sus ciudadanos y de cualquier  individuo ahí viviendo , lo que significa que siempre hay labor por lo que siempre hay pan en la mesa.

Lo que más le gusta de su labor no es la gran recaudación económica que  la misma produce sino los miles de desafíos con los que debe de enfrentarse como químico farmacéutico   y como hombre de negocios , ya que cuenta con más de seis laboratorios , sin embargo él dice que los desafíos más importantes son los  de la primera clase , es decir el producir medicamentos para hacer frente , una misión que además considera una encomienda sagrada ya que al margen esta nada menos y nada más que la vida de cientos de miles de personas.

Él dice que la mayor causa de trabajo en sus laboratorios de Ciudad de México  son tres: el aire, la tierra y el agua , tres elementos que de mal-combinarse pueden ser una bomba de tiempo cuya explosión puede afectar a las personas de manera cientos de miles de personas permanente como bien sucede en nuestra ciudad de a diario.

De todos estos problemas que azotan a nuestra ciudad , dice él, la peor de todas es la contaminación del aire ya que esta es causante de muchísimas enfermedades respiratorias en los ciudadanos , enfermedades cuya composición substancial se fortalecen cada día por lo que muchas veces es mejor no hacerles un frente inmediato sino que hay que dejarles desarrollar y encubar hasta que lleguen a su forma y tamaño original que a su vez definirá su comportamiento definitivo.

Es en este momento cuando se debe de preparar el antídoto perfecto para destruirlas por completo y evitar su reagrupación que generalmente resulta en una mutación virológica que les puede causar inmunidad contra los medicamentos , siendo este por supuesto el peor escenario de cualquier farmacéutica ya que en este caso un porcentaje importante de sus recursos generales se deben canalizar a la resolución de ese problema.

En fin , su trabajo es muy interesante.